¿Por qué es duro mi pan?

Hay algo sobre una barra de pan casera. Está caliente y fresco recién salido del horno. Puede disfrutarlo con solo un poco de mantequilla o mantequilla de maní mientras aún está caliente. ¿Quizás planeas servirlo con una reconfortante cena dominical? ¿Para bocadillos? Cualquiera que sea la razón por la que preparaste tu barra de pan, tienes las mayores esperanzas de alcanzar la perfección. Sin embargo, si lo sacas del horno y queda como una piedra. Te quedas pensando, ¿por qué mi pan está duro?

Hay tantas preguntas que puedes hacerte justo después de por qué mi pan está duro. Lo entendemos. Es frustrante. Todo ese trabajo y todo lo que tienes que demostrar es una barra de pan duro y densa que no quieres comer.

Recuerde, se necesita tiempo para aprender a hornear. Si es un panadero nuevo, recuerde tener paciencia y seguir las instrucciones de cerca. Sé que está ansioso por obtener ese producto final. ¡Todo el mundo es! ¡Pero después de tomarse un poco de tiempo para aprender algunos trucos nuevos, descubrirá que estará produciendo barras de pan perfectas en poco tiempo!

¡Las 7 cosas que (probablemente) estás haciendo mal!

Mejore sus habilidades para hornear con mi curso gratuito por correo electrónico – ¡Regístrese aquí!

¡Hola! Algunos enlaces en esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que, si decide realizar una compra, puedo ganar una pequeña comisión sin costo adicional para usted. ¡Aprecio mucho su apoyo y espero que disfrute del artículo!

Amasando tu masa

Amasar tu masa o bien, no amasar lo suficiente podría ser la razón por la que te preguntas: ¿por qué mi pan está duro? A medida que la levadura consume los azúcares de la harina, libera gases que quedan atrapados en la masa por la matriz de gluten. El resultado te deja con una barra de pan esponjosa y aireada.

Convierte el gluten de la harina en una matriz de gluten amasando la masa o dándole a la harina humedecida el tiempo suficiente para que caiga en su lugar de forma natural. Por lo tanto, a menos que deje fermentar la masa durante 12-24 horas, querrá amasar la masa el tiempo suficiente para construir esa estructura.

Tenga en cuenta que amasar demasiado la masa tampoco es bueno. Trabajar demasiado la masa hará que el gluten se debilite y la levadura sea menos eficaz.

Entonces, ¿cuánto tiempo debes amasar tu masa?

  • Si está utilizando una batidora con gancho para amasar, amase la masa durante un mínimo de 10 minutos.
  • Si está amasando a mano, amase la masa durante al menos 20 minutos.

Quieres que tu masa sea suave y elástica al tacto. Puede probar esto haciendo la prueba del cristal de la ventana.

Haz una prueba de tu masa tomando un trozo de masa en tu dedo y estirándolo. ¿Se rompe la masa tan pronto como empiezas a tirar? Si es así, querrás seguir amasando esa masa. Está buscando una masa que se estire y se tire pero que no se rompa. Piense en una textura elástica.

Una vez que tenga suficiente práctica, podrá decir exactamente lo que está buscando cuando amase el pan.

El tipo de harina utilizada

Qué tipo de harina tiene un impacto en el resultado final de su pan. Por ejemplo, si desea pan ligero, no debe utilizar harinas pesadas como el centeno o el trigo. Cuando desee agregar un sabor complejo manteniendo la ligereza, agregue una pequeña cantidad de estas harinas a su mezcla. Su pan saldrá ligero con más profundidad en el sabor. Este es el truco que utilizo para hacer mis panes únicos.

También vale la pena considerar que cada tipo de harina absorbe agua en diferentes cantidades, a diferentes velocidades. Las harinas integrales absorben agua lentamente, pero absorben más agua en general. La masa de pan hecha con harina blanca es de rápida absorción, pero sin requerir tanta. También habrá diferencias entre marcas e incluso lotes de las mismas marcas. Esto significa que una receta que sigas puede necesitar algunos ajustes para que sea perfecta para ti.

Añadiendo harina extra

La harina puede ser otro factor cuando te preguntas, ¿por qué mi pan es duro? ¿Cuánta harina usaste? ¿Y qué tipo de harina usaste?

Debes tener cuidado con la cantidad de harina que usas. Demasiada harina puede endurecer la masa, lo que endurecerá el pan. Utilice únicamente la cantidad de harina indicada en su receta. Si su masa está pegajosa, intente trabajar la masa un poco más antes de agregar más harina. Sabemos que la masa pegajosa no es divertida ni fácil de trabajar, pero es lo que quieres para un pan ligero. Entonces, ten paciencia y trabaja la masa un poco más.

Si siente que ha agregado demasiada o muy poca agua a su receta, siga mi guía de cómo lidiar con la masa pegajosa o agregue un poco más de agua tan pronto como se dé cuenta.

Midiendo los ingredientes

Cuando se trata de hornear, es muy importante que utilice medidas precisas. Mucha gente usa tazas medidoras. Sin embargo, a medida que adquiera experiencia en el horneado, encontrará que las escalas son mucho más precisas. Y debido a que las básculas son más precisas, es mucho más fácil hornear pan con ellas.

Las tazas medidoras dejan margen para errores por bolsas de aire y diferencias entre la aspereza y densidad de los ingredientes. Las KD-7000 son las básculas que recomendamos en Busby’s Bakery.

Ver precio en nuestra tienda

Debajo de la prueba de tu masa

Nuevamente, la pregunta, ¿por qué mi pan es duro? ¿Cuando sacas tu barra de pan y notas que los bordes de la masa se ven comprimidos?

Esto se debe a que debería haber dejado que la masa creciera un poco más. Los panaderos más experimentados saben que esto es más una sensación que seguir instrucciones al pie de la letra. Asegúrate de que tu masa esté en un lugar cálido para que suba y no pierdas de vista el tiempo. La mayoría de los panes requieren una prueba durante un par de horas antes de moldear y luego una vez más después de haberlos moldeado antes de hornear finalmente.

Las cajas de fermentación son una excelente herramienta para todos los panaderos caseros que buscan hacer la barra de pan perfecta. Las cajas de fermentación no solo mejoran su producto final de horneado, sino que también mejoran sus tiempos de fermentación. Puede reducir el tiempo de prueba en aproximadamente un 50-100%. La caja de pruebas de Brod and Taylor es la mejor solución para los panaderos caseros, o puede intentar hacer su propia caja de pruebas de bricolaje.

Si no está seguro de si su masa está lista para hornear, utilice la prueba de empuje y presione el dedo en la masa. Debería recuperarse en unos 3 segundos. Si vuelve a brotar de inmediato, necesita más tiempo para levantarse.

Trabaja en tu técnica de modelado

Darle forma a tu pan es otra forma en la que puedes terminar preguntándote por qué es duro tu pan. Pones todo este tiempo y esfuerzo en hacer tu barra de pan. ¡Así que aguanta un poco más! Moldear o dar forma a la masa de pan es quizás más importante de lo que piensas. Puede hacer tu pan…. o puede endurecer su pan.

Es otro punto en el proceso de elaboración del pan donde la paciencia vale la pena. No puedes simplemente enrollarlo en una bola y tirarlo al horno. Bueno, puede, ¡pero el resultado probablemente no sea el que desea!

Tienes muchas opciones a la hora de dar forma a tu pan. Lo principal que busca es tensión en la masa que queda después de darle forma. Creas tensión estirando la membrana exterior de la masa mientras moldeas tu forma para la prueba final. Puede obtener más información en mi guía de cómo dar forma y preformar la masa de pan, pero estos son los conceptos básicos:

1) Preformar la masa

Antes de su subida final, desea aplanarlo y «darle forma previa». Al aplanar la masa se sacará todo el aire. Una vez aplanado, puede comenzar a doblar o meter la masa hacia el centro para producir una bola o forma de batard.

2) Banco de descanso

Entre el modelado previo y el modelado final, querrá dejar reposar la masa durante 10-30 minutos. La duración del resto está determinada por qué tan gaseosa es la masa, cuanto más gaseosa, más tiempo descansa. Debes cubrir la masa con un paño de cocina o una hoja a prueba de grasa para evitar que se seque mientras reposa.

3a) Forma final en redondo

Para formas redondas, recorra el exterior de la masa, metiéndola a medida que avanza hasta que regrese a su punto de partida, creando una hogaza redonda. Luego, colocando las manos en forma de V, arrastre la masa alrededor de la mesa para redondear aún más los bordes y agregar un poco de tensión adicional.

3b) Forma final en un molde para pan

Para una barra larga, enrolle la masa en forma rectangular. Comience tomando los lados derecho e izquierdo del pan. Estírelos y luego dóblelos hacia el centro. A continuación, tome la parte superior e inferior y dóblelas hacia el centro, una a la vez. Luego, tome la mitad superior y enróllela hacia el centro, para formar una salchicha. Continúe rodando metiéndolo con el pulgar hasta que el cilindro llegue al final de la masa y, con las yemas de los dedos, cierre la hogaza.

¿Qué pasa si mi pan tiene una corteza dura y gruesa?

Cuando saques esa hogaza del horno y descubras que tiene una corteza dura y gruesa, te preguntarás, ¿por qué mi pan está duro? La corteza es importante cuando se trata de una barra de pan perfecta. Querría solo un poco de corteza, pero no tanta corteza que el pan sea demasiado espeso y difícil de comer.

  • ¿Horneaste demasiado el pan? Hornear demasiado el pan dará lugar a una corteza dura y crujiente. Para verificar si su pan está listo, puede probarlo haciendo la prueba del grifo. Sácalo del horno, toca el fondo, si hace un sonido hueco, tu pan está listo. También puedes usar un termómetro. Pégalo en la parte más gruesa de tu barra de pan. Su pan está listo cuando el termómetro marca 190 – 210 F. La temperatura exacta depende del tipo de pan que esté haciendo.
  • ¿Tuviste suficiente humedad en tu masa? Cuando su masa no tiene suficiente humedad, puede resultar en una costra seca y dura. Nuevamente, debes tener cuidado al agregar harina adicional a tu masa. Siga las instrucciones y tenga paciencia. Es posible que su pan necesite más amasado, no más harina. Otro truco: no uses una tonelada de harina en tu espacio de preparación. Esto agregará harina adicional a su masa mientras la amasa.

¿Cómo puedo suavizar la corteza?

¿Por qué mi pan está seco? ¿Cómo puedo hacer un pan con una corteza más suave? Una barra de pan perfecta se trata de tener una corteza perfecta y un centro suave. Aquí hay algunos trucos del oficio para ayudar a que su pan salga con una corteza suave y deliciosa.

  • Cambiar los ingredientes de la masa puede afectar el resultado de la barra de pan. Al agregar leche, aceite, mantequilla o huevos, puede crear una corteza más clara y una textura suave.
  • Utilice una lata de color claro como el acero inoxidable en lugar de una lata más oscura o con una capa antiadherente. Las latas más ligeras reflejarán el calor. Las latas oscuras mantendrán el calor por más tiempo, lo que puede dejar la corteza más oscura y dura. Puedes intentar usar una lata Pullman. Una lata de lados rectos que tiene tapa. Esto mantendrá su pan uniforme y creará una costra ligera en su pan.
  • Intente cepillar su pan con mantequilla cuando salga del horno. Cepillar con mantequilla puede ayudar a suavizar esa corteza. También agregará un poco de sabor a mantequilla a su pan.
  • Almacenar su pan en una bolsa de plástico afectará el tiempo que su pan permanece con la misma textura «recién salida del horno». Almacenar su pan en una caja de pan puede hacer que se seque más rápido que guardarlo en una bolsa de plástico.
  • Si su pan está un poco seco, puede intentar meterlo en el microondas por un segundo. Esto creará un poco de humedad para humedecer el pan.

Hornear requiere paciencia

Aprender a hornear requiere tiempo y paciencia, especialmente cuando busca esos productos perfectamente horneados. Las hermosas hogazas de pan dorado que saben tan bien como se ven. Al principio, puede parecer abrumador o desafiante, pero manténgase firme. Con práctica y paciencia, pronto dominará esas hogazas de pan.