¿Por qué mi pan casero sin gluten se desmorona tanto y cómo solucionarlo?

Hornear es un arte desafiante, que con el tiempo se vuelve más y más intuitivo produciendo cada vez mejores resultados. Algunas lecciones toman un tiempo para entender, mientras que otras son bastante rápidas y fáciles de entender. Este último es obviamente donde está. Cuando obtiene una masa desmenuzable sin gluten, es bastante fácil sentirse mal al comienzo del proceso de preparación, lo que le ahorra tiempo e ingredientes desde el primer momento.

Cuando la masa de pan sin gluten se desmorona demasiado, es probable que sea el resultado de un exceso de ingredientes secos (es decir, mezcla de harina sin gluten) o de que se haya agregado muy poca humedad durante la fase inicial de mezclado y medición. Para solucionarlo, puede intentar agregar pequeños incrementos de líquido y mezclar hasta obtener la textura deseada.

La solución aquí parece bastante sencilla, pero debe tener en cuenta que las medidas en la receta han cambiado. Piense, por ejemplo, si midió mal los ingredientes secos o los húmedos, o tal vez sustituyó una harina sin glúteos diferente a la que pedía la receta. Cualquiera que sea el caso, es probable que haya un impacto en los resultados finales de su pan horneado sin gluten.

Volver a lo básico

No puedo enfatizarlo lo suficiente, ya sea que esté comenzando a hornear sin gluten o que haya estado en esto durante mucho tiempo, debe seguir la receta que está usando al pie de la letra. Las recetas de pan sin gluten son delicadas, si ajusta, omite o sustituye aunque sea un poco, el producto final horneado puede resultar menos que ideal y muy posiblemente no comestible.

CONSEJO #1: Para evitar tener que omitir, ajustar o sustituir cualquier ingrediente en la receta que está siguiendo, primero revise la receta. Asegúrese de preguntarse si tiene el tiempo, la cantidad correcta de ingredientes y las herramientas que se requieren en la receta. Si la respuesta es no a cualquiera de estos, puede planificar en consecuencia.

Puede parecer una tontería, pero si alguna vez lo han atrapado mientras preparaba su masa de pan sin gluten, justo cuando se da cuenta de que no tiene un ingrediente fundamental, sabe a lo que me refiero. Sin duda, no querrá tirar nada (¡los ingredientes son caros, yo!), pero, a decir verdad, incluso una vez horneado, existe una gran posibilidad de que se tire de todos modos.

Por lo tanto, puede parecer tipo A seguir una receta exactamente como se indica, además de revisar la receta para asegurarse de tener todo lo que necesita para hacerlo bien. Sin embargo, a la larga, le ahorrará tiempo, dinero y su paladar. Estarás mucho más feliz de haberlo hecho bien la primera vez, en lugar de pasar por el dolor de cabeza y la angustia de un intento fallido.

CONSEJO #2: Vale la pena invertir en una báscula si hornear es algo que hace regularmente. Usar una balanza para medir sus ingredientes significa que puede pesar su mezcla para ver si está mal o no. Es mucho más fácil volver a rastrear cualquier error que haya cometido en el camino si conoce la diferencia de peso entre lo que tiene y lo que debería ser.

Los ingredientes secos

Si ha estado investigando cómo hornear pan sin gluten, o ha estado en el meollo de la misma, entonces puede ser consciente del hecho de que no todas las harinas sin gluten son iguales. Lo que puede funcionar para pasteles, muffins y galletas, no necesariamente significa que funcionará para el pan. Dicho esto, querrá prestar atención a los tipos de combinaciones de harina sin gluten que está comprando y prestar atención al uso previsto. Si el pan no está en la lista, entonces es mejor no usarlo como tal.

Al comenzar con pan sin gluten, es más fácil comenzar con mezclas de harina sin gluten premezcladas. Es probable que mezclar los tuyos como novato conduzca a una variedad de éxitos y fracasos. Familiarizarse con la textura y la consistencia de la masa de pan sin gluten utilizando una combinación de harina sin gluten premezclada le permite ganar más experiencia con éxito. Una vez que se familiarice más, su experiencia aumentará y es posible que desee incursionar en la elaboración de sus propias mezclas de harina sin gluten.

Los cereales integrales que se utilizan a menudo en las mezclas de harina sin gluten suelen absorber mucha humedad, lo que puede afectar a la textura de la masa haciéndola más desmenuzable. Esta es la razón por la que a menudo encuentra que las recetas de pan sin gluten requieren más humedad de lo que parece intuitivo. Para leer más sobre los diferentes tipos de cereales integrales, semillas y legumbres que se utilizan para hacer harina sin gluten, puedes leer mi artículo ¿Por qué mi pan sin gluten es gomoso?

Una forma de evitar agregar demasiada harina sin gluten a su receta es retener aproximadamente ½ taza (alrededor de 2,25 oz / 64 g) de la mezcla, de esa manera, si no es necesario, se ha ahorrado tener que agregar más. líquidos. Tenga en cuenta que la masa de pan sin gluten se parece más a una masa espesa que a una masa de pan (con gluten).

Los ingredientes húmedos

Como se indicó anteriormente, la mayoría de las recetas de pan sin gluten requieren más líquido, ya sea agua, lácteos o leche no láctea, aceite, huevos, etc., de lo que está acostumbrado si ha trabajado con recetas de pan con gluten. Aquí no retendría ningún líquido, como se sugirió anteriormente en los ingredientes secos, use lo que se requiere, pero trate de evitar usar más. Es posible que ya no tenga una masa desmenuzable, pero podría terminar con un pan sin gluten gomoso horneado.

Además, como se indicó anteriormente, mejor seguir la receta y todas sus sugerencias. Si la receta requiere reservar algún ingrediente o agregarlo en incrementos, hágalo como se sugiere. Para ser completamente honesto, esa es la mejor manera de evitar un desastre al hornear pan sin gluten.

El resultado

En última instancia, como quizás se ha exagerado (y lo siento), sigue la receta que hayas elegido usar. Se ha probado y probado, y definitivamente desea evitar tener que hacer ajustes, como agregar cantidades incrementales de agua para humedecer la masa y obtener esa consistencia similar a la masa. Hacer ajustes significa que no sabe qué tipo de resultados obtendrá, y seguir la receta lo más cerca posible le garantiza los resultados deseados.

Para resumir:

  • sigue la receta
  • Asegúrate de tener todos tus ingredientes en las cantidades correctas.
  • Mida con la mayor precisión posible, idealmente por peso
  • … y si tiene miedo de una masa que se desmorona y quiere evitarla por completo, retenga un poco la mezcla de harina sin gluten y agregue solo según sea necesario.

    Eso es todo. Bastante sencillo.

    Tienes esto.