¿Por qué mi pan se pone pastoso cuando se cocina?

El pan recién horneado es muy sabroso. Y con todo el trabajo que le dedicas, hay una sensación de logro cuando sacas una hogaza perfecta del horno. El entusiasmo que se obtiene al hacer pan desciende a mínimos increíbles cuando corta y descubre que su pan está pastoso después de cocinarlo. Seguiste los pasos con cuidado; Hiciste todo bien, entonces, ¿por qué tu pan salió pastoso debajo de ese borde crujiente perfecto? Hace que muchos panaderos se rindan, pero usted no es como los demás, ¿verdad?

La razón más común por la que el pan está pastoso después de horneado es que simplemente estaba poco cocido. Esto podría deberse a que el horno está demasiado caliente y no hornea el tiempo suficiente. También puede deberse a un enfriamiento inadecuado o no seguir la receta correctamente.

¡Hola! Algunos enlaces en esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que, si decide realizar una compra, puedo ganar una pequeña comisión sin costo adicional para usted. ¡Aprecio mucho su apoyo y espero que disfrute del artículo!

Verifique la temperatura de su horno

Cuando se trata de hacer pan y no tenerlo pastoso cuando se cocina, el primer lugar para comenzar es revisar el horno. Si la temperatura de su horno es demasiado alta, la corteza de su pan se horneará más rápido que el núcleo, lo que hará que parezca horneada a la vista, aunque no lo es.

¡Las 7 cosas que (probablemente) estás haciendo mal!

Mejore sus habilidades para hornear con mi curso gratuito por correo electrónico – ¡Regístrese aquí!

Los hornos pueden variar en su funcionamiento, así que asegúrese de conocer su horno y cómo funciona. Si tiene un horno nuevo, puede ser una buena idea probarlo un poco primero, asegurándose de conocer los tiempos de cocción y las temperaturas exactos para su modelo en particular. Probar la temperatura de su horno con un termómetro de horno es la mejor manera de hacerlo.

¿Estás usando una piedra para hornear?

Las piedras para hornear son excelentes para distribuir uniformemente el calor por todo el pan mientras se cocina. También querrá asegurarse de que su horno haya tenido tiempo de precalentarse por completo. Especialmente si usa una piedra para hornear (recomendado), querrá asegurarse de calentar la piedra durante 60 minutos para que tenga la posibilidad de calentarse lo suficiente.

¿Qué se puede hacer para evitar que el pan se ponga pastoso cuando se usa un molde para hornear?

Además, si está horneando el pan en una lata, una piedra para hornear ayudará a evitar que la base se empape. Si usa una lata, asegúrese de sacar la barra de pan de la lata inmediatamente después de hornearla y déjela enfriar sobre una rejilla. Algunos panaderos disfrutan de volver a meter el pan en el horno sin lata durante 5 minutos para permitir que el calor penetre en el centro del pan.

Use un termómetro para verificar que esté completamente horneado.

Una sonda de temperatura no solo es una excelente herramienta para verificar dos veces la temperatura de la masa, sino que también es útil para verificar la temperatura de su pan durante el horneado. Al igual que comprobaría la temperatura interna de un pavo, pollo entero o cerdo, puede comprobar la temperatura de una barra de pan.

Para el pan blando, una vez que la temperatura alcance los 180 a 190 F (82-88C) internamente, puede considerar que ha terminado de cocinarse. Y para un pan más crujiente y magro, querrá que la temperatura interna alcance 200 a 210 F (93-98C) antes de considerarlo completamente cocido. Al comprobar la temperatura del pan, si la temperatura del pan es demasiado fría debes devolverlo al horno unos minutos más. No tenga miedo de bajar un poco la temperatura de horneado para evitar que se dore demasiado.

¿Qué haces si no tienes un termómetro de lectura instantánea? ¿Puedes decir si el pan está listo? ¡Sí! No se preocupe, aún puede verificar retirando el pan del horno. Cuando se haya enfriado lo suficiente como para poder manejarlo, toque la parte inferior del pan con los dedos. ¿Suena hueco? Si es así, su barra de pan está lista.

¿Hiciste bien tus medidas?

Otra forma de evitar el pan pastoso es asegurarse de haber medido correctamente la harina y otros ingredientes. La mejor manera de hacer esto es medir la harina por peso en lugar de tazas medidoras. El uso de tazas medidoras puede llevar a que se use demasiada o poca harina. Y si no usa suficiente harina en su receta, se quedará con el centro de su pan poco cocido.

Por lo tanto, si planea convertirse en un ávido panadero de pan, encontrará que valdrá la pena invertir en una báscula de cocina. Por supuesto, siempre puede intentar usar también tazas medidoras calibradas, pero la primera opción siempre debe ser una escala.

Enfríe su barra de pan adecuadamente

Puede que no tengas pan pastoso; puede ser que no se haya dejado enfriar correctamente. Sabemos que es tentador cortar una rebanada de ese pan cuando sale del horno. Hay algo en un trozo de pan caliente con un poco de mantequilla fresca. ¡Lo entiendo! Pero es fundamental dejar que la barra de pan se enfríe por completo antes de cortarla. Mientras se hornea, el vapor queda atrapado dentro del pan. Este vapor debe escapar, lo que sucede cuando el pan se enfría.

Debe dejar reposar el pan durante al menos 2 horas hasta que baje a la temperatura sanguínea (99 ° F o 37 ° C). De lo contrario, el pan puede parecer pastoso por dentro incluso cuando esté bien cocido.

¿Puedes preparar pan poco cocido?

No se preocupe, ese pan pastoso cuando se cocina no es un desperdicio completo. Aquí hay un par de consejos para ahorrar todo su trabajo duro.

  • Ajuste la temperatura del horno a 350 F (180C) y vuelva a colocar el pan en el horno. Hornee por otros 10 o 20 minutos. Incluso si el pan se ha enfriado, esto debería funcionar. ¿Le preocupa que la parte superior se ponga demasiado marrón? Puede cubrirlo con una carpa de papel de aluminio que resolverá el problema.
  • Si no tiene tiempo para volver a poner el pan en el horno para cocinarlo más, trátelo como si fuera un pan precocido, cocido al 90%. Querrá enfriar completamente el pan, envolverlo bien con una envoltura de plástico y luego ponerlo en el congelador. Deberá quitar el pan el día antes de que planee servirlo y trasladarlo al refrigerador para que se pueda descongelar durante la noche. Luego, al día siguiente puedes terminar de hornearlo en el horno; solo agregue unos minutos al tiempo de cocción.
  • Desafortunadamente, si ha sacado la barra de pan del horno antes de que se haya endurecido correctamente y se derrumbe, no hay mucho que pueda hacer. Puedes intentar seguir horneando; no hará daño a nada. Puede que tengas suerte, pero es probable que no termine funcionando y tendrás que empezar de nuevo.

Hornear pan para que no quede pastoso en el centro

Hornear pan puede resultar un poco abrumador, pero también gratificante. ¡Sin mencionar sabroso! Es un proceso preciso. Pero, con un poco de paciencia y algo de práctica, deberías poder hornear panes perfectos uno tras otro y evitar tener pan pastoso.