¿Es seguro comer pan demasiado fermentado?

Después de cortar el pan que había hecho esta mañana, hice mi habitual inspección geek; La textura era agradable, la miga estaba un poco demasiado abierta, la corteza estaba bien pero un poco espesa, y luego, tomé un olor… arghhh apestaba a cerveza!

El motivo del olor alcohólico se debió al exceso de leudado de la masa. ¡El pan se había disparado mientras estaba distraído y debería haber ido al horno antes de lo que lo hizo!

Si ha probado demasiado su pan y se pregunta si es seguro comerlo, entonces la respuesta corta es: ¡SÍ! ¡Es seguro comer pan demasiado fermentado aunque puede contener mucho alcohol!

¡Las 7 cosas que (probablemente) estás haciendo mal!

Mejore sus habilidades para hornear con mi curso gratuito por correo electrónico: ¡regístrese aquí!

¡No entrar en pánico! En este artículo, discutiremos si se puede comer o no el pan sobreleudado, así como qué puede hacer para evitar que la masa de pan se sobreleuda.

¡Hola! Algunos enlaces en esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que, si elige realizar una compra, puedo ganar una pequeña comisión sin costo adicional para usted. ¡Agradezco mucho su apoyo y espero que disfruten el artículo!

¿Qué pasa si dejas que el pan suba demasiado?

Si dejas que el pan suba demasiado, la levadura producirá más etanol (alcohol) junto con el dióxido de carbono. A medida que la masa se sobreprotege, se acumula un exceso de azúcares (descompuestos del almidón en la harina), lo que crea un entorno inadecuado para la respiración aeróbica. En cambio, la levadura respira anaeróbicamente, lo que conduce a la fermentación y la producción de alcohol.

Se llama el efecto del árbol de cangrejo si desea obtener más información al respecto y conduce a un aumento del contenido alcohólico en el pan. La mayor parte del alcohol se evapora durante el proceso de horneado, pero algo permanecerá. Una hogaza de pan horneado normalmente contiene alrededor de 0,4 a 2 % de alcohol. Si el pan se levó demasiado, esta cifra puede aumentar y tendrá un sabor más alcohólico, ¡pero no es lo suficientemente fuerte como para emborracharse!

Lo que también puede suceder cuando el pan se pone encima de las pruebas es que la masa se derrumba. Esto se debe a una combinación de debilitamiento del gluten, pesadez de la masa a medida que se llena de gas y bacterias lácticas que consumen el gluten. Si no se hornea antes de llegar a este punto, ¡terminarás con un pan muy denso en tus manos!

Pero no hay necesidad de preocuparse: la prueba excesiva es un error bastante común, e incluso si su pan no sube tanto como esperaba, seguirá siendo comestible. Solo asegúrate de hornearlo un poco más de lo habitual para compensar.

¿Qué sucede si mi pan está demasiado fermentado? ¿Debería tirarlo?

¿Deberías tirar todo tu pan a prueba de exceso? No necesariamente. Hay algunas maneras de salvarlo. Por ejemplo, si la masa aún está húmeda y pegajosa, puedes freírla como panqueques o tostadas francesas. O, si está más seco y firme, puedes convertirlo en pan rallado o picatostes. Y no se olvide del clásico sándwich de queso a la parrilla: el pan con exceso de leudado lo convierte en un queso a la parrilla perfectamente pegajoso y delicioso.

El pan a prueba de exceso no es necesariamente desagradable, solo será un poco más denso y masticable que el promedio. Entonces, si no eres demasiado quisquilloso, ¡adelante, cómelo! Pero si está buscando una hogaza de pan perfecta, es mejor comenzar de nuevo con un nuevo lote. Puede utilizar una porción de la masa en el siguiente lote agregando alrededor del 10-20% de la masa vieja a la masa fresca. ¡Esto agregará madurez a la masa y debería hacer un mejor pan!

¿Cómo se ve el pan sobreprotegido?

Como puede ver en esta imagen, el pan con sobrecalentamiento se eleva por encima del recipiente en el que se hornea. La masa ha comenzado a colapsar sobre sí misma y es muy plana. Esto cambiará después de hornear, pero en este momento, ¡no se ve muy bien! Cuando su masa esté fermentando correctamente durante el aumento de volumen o la prueba final, debe duplicar su tamaño pero no elevarse por encima de la parte superior de su recipiente.

¿Cómo prevenir el pan demasiado probado?

Hay varias formas de evitar que el pan se vuelva demasiado leudado, el mejor método es usar un temporizador. Un temporizador simple como este es una herramienta vital para eliminar las conjeturas al hornear pan.

Programa una alarma para que suene 30 minutos antes de que esperes que tu masa esté lista. De esta forma puedes comprobar que las cosas no han sucedido más rápido de lo que esperabas. Si la masa no está lista, configura más alarmas a intervalos más cortos para recordarte que revises tu masa.

Otro problema que puede encontrar es mientras espera que el horno precaliente las pruebas de pan. Si esto sucede alguna vez, o crees que sucederá, cubre la masa y guárdala en el refrigerador. La temperatura fría ralentizará la actividad de la levadura, lo que le dará más tiempo para que el horno esté listo. Siempre puede probarlo en el mostrador durante unos minutos después si reduce demasiado el aumento.

Poner fin a los pensamientos sobre comer pan a prueba de exceso

Entonces, ¿es seguro comer pan a prueba de exceso? Sí, pero puede que no sea tan delicioso como de costumbre. ¡Espero que esta publicación haya calmado sus preocupaciones y que sepa qué hacer si su pan tiene más pruebas y qué hacer para evitar que tenga más pruebas en primer lugar! ¡No olvide que un pan fallido no es un fracaso, es un proceso de aprendizaje! Déjame saber lo que piensas en los comentarios a continuación.