Envasado para pan casero: ¿Cómo envasar para la venta?

Además del sabor, el exterior de su producto también es importante. ¿Qué tal conocer algunos tipos de embalaje para pan casero? De esa forma puede mantener la calidad de su producción y dejar el embalaje con la cara de su empresa.

Además de aprender a hacer pan casero para vender, debes saber que el empaque también importa.

Créame: no es solo «belleza», sino también porque puede ayudar a mantener la calidad y la temperatura del producto.

¡Ven conmigo y entenderás un poco más sobre el packaging para pan casero!

Elegir un paquete

¿Has estado alguna vez en una panadería o incluso has encontrado a un autónomo que vendía pan sin envasar? Probablemente sospechaba de la calidad y si estaba realmente limpio, ¿verdad?

Si pensaba esto en el producto de otra persona, imagine que estas percepciones pueden ser las mismas cuando alguien mira su producto y no lo encuentra empaquetado.

El envase ayuda a mantener limpio, conservado el pan casero y también garantiza la buena vista del cliente en relación con su producto.

Lo sé, es posible que esté pensando en el costo de comprar el empaque para su pan, pero en algunos lugares hay una venta más barata para los productos comprados en cantidad.

Tipos de envases para pan casero.

la forma en que vas empacar pan casero puede variar según su tamaño, la forma de consumo de su público objetivo y el costo-beneficio.

Te voy a separar cuatro opciones de empaque, luego puedes analizar cuál será mejor para los panes caseros.

Vea abajo:

# 1 – Embalaje de aluminio

Recuerda un poco las formas de preparar el pan. El aluminio ayuda a mantener la temperatura y puede sellarlo con una envoltura de plástico.

El empaque de aluminio puede parecerse al famoso «cálido», así que tenga cuidado de no comprar el empaque equivocado, ¿de acuerdo?

Los panes que están en este tipo de empaque se parecen a esa forma de barra.

Son geniales porque aunque el cliente abre el paquete en casa, puede guardarlo dentro. Esto demuestra eficiencia y preocupación por lo que le sucede a su producto después de la venta, ¡piénselo!

# 2 – Bandeja de poliestireno

Este es uno de los más habituales, a diferencia del envase anterior, solo puedes utilizar este cuando hagas panes más pequeños, como: panes enrollados, mini panes rellenos de queso e incluso los que imitan las sferras cerradas.

No uses este empaque para forzar un pan más grande, porque además de poder romperlo, hará que se vea extraño.

Para sellar también usarás film plástico, incluso puedes encontrarlo en una versión más grande en las tiendas de empaque. Será más económico que nunca tener que comprar el tamaño común del mercado.

# 3 – Bolsa de papel

Esta tipo de envase para pan casero es genial para versiones de panes más grandes, puedes cerrarlo con una cuerda (muy atada), o incluso enrollando los extremos, como compramos en la panadería.

En algunos casos incluso puedes hacer un sobre con el paquete: cerrando los extremos con un adhesivo. Puede ser cualquier cosa, desde cinta adhesiva de doble cara o la pegatina de su empresa.

# 4 – Bolsa de plástico

El envasado de pan casero en bolsas de plástico puede ser muy creativo, ¿sabes? Además de los comunes, hay algunos que tienen adornos, que pueden ser útiles para las festividades.

Para cerrar puedes usar hilo, cinta de raso u otro material que pueda combinar.

Propina: Independientemente del material que elijas, no olvides dejar visible tu marca, la fecha de caducidad y la fecha de fabricación para que los clientes estén al tanto.

mejor empaque para pan casero

Consejos para elegir envases para pan casero

Ten en cuenta que aunque dije que el material de aluminio mantiene la temperatura, eso no significa que debas poner pan casero caliente en cualquier tipo de material.

En el plástico, por ejemplo, el embalaje comienza a “sudar” y el líquido puede generar moho y perjudicar la calidad del material.

También asegúrese de que el material esté en buenas condiciones, limpio y bien cerrado. Imagínese al cliente mirando sus productos y un pan goteando del paquete. Incómodo, ¿no?

Creo que los consejos pueden ayudarlo a trabajar con venta de panes caseros y también para mantener su calidad.

De todos modos, te espero en el próximo texto y si necesitas más ayuda, te recomiendo que conozcas la Guía de Pan Sin Complicaciones, ¡que te ayudará mucho para iniciarte en la zona!