Rollos De Canela Rollos De Canela

Incluso aquellos que no son fanáticos de la canela no pueden resistir el sabor suave y la textura suave. Usé la receta del Pão de Três Leites, fácil de hacer. La combinación de mantequilla y azúcar moreno hace que este bollo sea aún más sabroso. Es imposible no gustar.

Rollos De Canela Rollos De Canela

INGREDIENTES

Pasta (Pan de Tres Leches)
🔸 500g de harina de trigo
🔸 200g de leche condensada
🔸 2 huevos
🔸 20g de leche entera en polvo
🔸 120g de leche entera (¡líquida!)
🔸 60g mantequilla sin sal (punto pomada)
🔸 100g de levaína (1-2-2)
🔸 4g de levadura seca (para que el pan quede aún más suave)
🔸 8g de sal

⚠️ Si no estás usando levain, usa un total de 10 g de levadura biológica seca. Si usa solo levadura, aumente a 150 g.

Relleno
🔸50g mantequilla sin sal
🔸70g azúcar moreno
🔸6g de canela en polvo

Crema
🔸 140 g de azúcar glas
🔸 50g crema ligera

MODO DE PREPARO

En el tazón de la batidora, mezcle bien la leche condensada y la leche entera. Añadir los huevos, la leche en polvo, la sal, el extracto natural de vainilla y la levadura natural activa, refrescada en una proporción de 1-2-2 y la levadura seca.

Agrega también toda la harina y comienza a batir, con un gancho, a velocidad baja, hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. Aquí lo dejé de 5 a 6 minutos, hasta que la masa se empieza a homogeneizar.

Rollos De Canela Rollos De Canela

Continúe batiendo la masa a segunda velocidad y comience a agregar la mantequilla a la masa, una pequeña porción a la vez, esperando que la masa absorba toda la grasa, luego agregue más. Esto debería tomar alrededor de 10 minutos, pero el tiempo puede variar. Simplemente no dejes que la masa se caliente demasiado. ¡Mantén un ojo!

Cuando la masa esté bien desarrollada, elástica y con punto de velo, sacar de la batidora, estirar y dejar reposar hasta que doble su tamaño. Esto puede tomar hasta 4 horas si no usa levadura, dependiendo de la temperatura ambiente. Si lo prefieres, puedes llevarlo a una larga fermentación en la nevera después de que empiece a crecer y muestre signos de que ya está fermentando.

Con la masa ya duplicando su tamaño, transfiérala a una encimera ligeramente enharinada y comience a estirarla con la ayuda de un rodillo. Estirar la masa en un rectángulo de aproximadamente 60x30cm. Este tamaño rinde de 10 a 12 rollos de 4 a 5 cm.

Extienda la mantequilla ablandada por toda la masa con una cuchara o espátula. En un bol, mezcle bien 80 g de azúcar moreno con 8 g de canela y espolvoree por toda la masa, creando una capa uniforme.

Comience a enrollar la masa desde el lado más largo, presionando ligeramente para obtener un rollo apretado. Al final tendrás la masa toda enrollada. Hacer marcas en la masa, a intervalos de 4 a 5 cm, para facilitar el corte. Con ayuda de un hilo (¡aquí usé hilo dental!), corta los rollos. Si lo prefieres, puedes cortarlo con un cuchillo.

Colocar los rollitos en forma antiadherente o enmantequillada con espacio entre ellos para que suban en la segunda fermentación.

Tape y deje fermentar hasta que duplique su tamaño, aproximadamente de 2 a 3 horas. Este tiempo puede variar dependiendo de la temperatura ambiente. Y si lo haces solo con Levadura Biológica, este tiempo será mucho más corto. Seguir de cerca.

Precalentar el horno a 160 grados. Hornea la masa durante 20 a 25 minutos, hasta que esté dorada a tu gusto. El tiempo puede variar dependiendo de tu horno. Después de unos 20 minutos, vigílalos para que no se quemen o se sequen demasiado.

Rollos De Canela Rollos De Canela

Mientras se hornean los panecillos, mezcle 140 g de azúcar glas y 50 g de crema ligera de una caja en un bol. Después de hornear los rollos de canela, extienda este glaseado sobre los rollos aún calientes.

Poner la mezcla en una manga pastelera, cortar la punta muy fina y pasarla de un lado a otro. El efecto es increíble. Si no dispones de manga pastelera, puedes utilizar cualquier bolsa desechable o pasar con una cuchara o plato.

¿Quieres punta dorada? A la hora de comer los rollitos, calentar durante 10 segundos en el microondas. Se vuelven aún más tiernos, húmedos y sabrosos. ¡Es imposible que no te guste!